LA JUVENTUD MEXICANA Y EL SISMO

Opinión / Columna / Por: Martín Sifuentes

Publicado: 25 de septiembre, 2017 | 4:51 PM

EN VIVO

 Quienes recordamos el terremoto de 1985, tenemos claro que fue a partir de ese triste episodio, cuando la sociedad mexicana cambió. 

Salió a las calles antes que el gobierno, tomó la iniciativa en el rescate de miles de víctimas y le enseñó a las autoridades que la gente unida, constituye una fuerza extraordinaria.

Desde entonces, hace 32 años, nuestra gente piensa y actúa de manera distinta. La experiencia vivida en el 85 transformó a este país en lo social, en el pensar y actuar del colectivo, y en lo político, lo hizo desconfiado y crítico.

Hoy, a pesar de que muchos de los que removieron escombros en aquel temblor, o ya no están o ya no tienen la fuerza para hacerlo, podemos ver que la semilla sembrada hace tres décadas, ha fructificado, porque esta generación, la que salió ahora a las calles en el 2017, ya sabía exactamente lo que tenía que hacer:

Falso que los menores de 35 sean apáticos. Son anti gobierno, son inconformes, contestatarios, rebeldes, si.  Pero hoy fueron justamente ellos, los milenials, los que sacaron la casta, y en su gran mayoría apoyados no tan solo por sus manos,sino también por sus teléfonos y computadoras, ayudaron y salvaron vidas.

La generación que desconfía de  los políticos y de los partidos, fue la que se movilizó de inmediato, la que se organizó y que intentó salvar vidas desde el primer momento.

La juventud mexicana, aquella que ha vivido en crisis económica prácticamente toda su vida, la que ha sobrevivido en medio de una terrible inseguridad,  la que ha padecido de malos gobiernos y pésimos gobernantes, esta vez nos enseñó a los adultos, que aman a su patria, a su país.

El cambio que iniciaron sus padres en el 85, hoy entra en una segunda y definitiva etapa.

Los jóvenes han mandado un mensaje.

Imagen Creativa

Notas relacionadas