notigape.com
Félix de Jesús

Tampico, Victoria y Matamoros. En la mira

Opinión / Columna

EN VIVO

Tampico, Victoria y Matamoros, tres de las más importantes ciudades del estado, al estar bajo el poder de autoridades emanadas del priismo (aún y cuando haya quien ponga en duda el caso del puerto), son un suculento manjar para para Acción Nacional en el 2018. Son comunidades con un alto porcentaje de votación, manejan un enorme presupuesto e históricamente han tenido una enorme importancia en lo económico y en lo social, pero sobre todo en lo político.

El hecho de haber ganado en esas tres plazas en la más reciente elección, es lo único que mantiene "moviendo la patita" al PRI en Tamaulipas. De no haber sucedido eso, hoy el partido tricolor prácticamente habría sido ya enterrado en el cementerio político de esta entidad. Hoy ese partido está grave, pero se mantiene vivo, aunque sea con respirador artificial.

Chuchín de la Garza, Magdalena Peraza y Óscar Alamaraz, sostienen ( en ese orden) en este momento, cada quien en su región, lo que queda de la débil estructura priista, y están ante la gran oportunidad histórica de hacer que "el enfermo grave" no muera y hasta logre recuperarse un poco.

Los tres alcaldes priistas no tienen jefe. 

No tienen  un gobernador de su partido, no tienen un dirigente estatal que les diga que "el CEN está ordenando esto y lo otro", y tampoco tienen a un dirigente nacional, pues el que hay no voltea hacia esta entidad.

Cuestión de no dejarse "mangonear" por ningún diputado federal  tamaulipeco, y tanto Chuchin, como la maestra Peraza y hasta Óscar Almaraz, pueden ellos mismos encaminar sus aspiraciones políticas hacia dónde gusten.

Y bien que lo saben. 

Salvo el presidente municipal de Ciudad Victoria, que parece que no quiere, los alcaldes de Matamoros y Tampico se mueven con libertad  en la evidente búsqueda de una reelección que de lograr los haría pasar a la historia por ser los primeros de su partido en alcanzarla. (En el caso de la profesora el logro sería aun mayor, al llegar por tercera ocasión a la alcaldía)

Jesus de la Garza, en la Heroica Matamoros, lleva a cabo una intensa actividad diaria en la que abundan actos masivos y encuentros con la sociedad civil. Está claro que por el momento ningún miembro de su partido le podría hacer sombra, y que por mucho lleva ya un camino avanzado para ser el candidato natural a la alcaldía que estará en juego en junio de 2018. .

Otro punto a favor del matamorense, es que ha venido construyendo una evidente buena relación con el gobernador del estado, y eso sin duda, ayuda. Por supuesto que Cabeza de Vaca, tendrá sus "gallos" para Matamoros, pero siendo amigo de Chuchin, la contienda deberá ser limpia. 

En Tampico, la maestra juega su juego. Ella también sabe que  no hay mucha tela de donde cortar en ninguno de los partidos que la postularon el año pasado y que ya está encaminada a repetir , por lo menos como candidata. Obvio, en el puerto habrá candidato panista "palomeado" por el gobernador y con todo su apoyo. Pereza Guerra no la tendrá fácil. 

Óscar Alamaraz, en Ciudad Victoria parece ser el menos animado a repetir. Hay quien dice que la complicada situación de inseguridad que aqueja a la capital del estado le ha bajado el deseo. Y no es para menos. 

La realidad es que en el 2018 en Tamaulipas no tan solo estarán en juego las 8 diputaciones federales y dos senadurias. Las 43 alcaldías y más las de ciudades políticamente valiosas, como Matamoros y Tampico, constituyen un importante objetivo, cuyos números influirán en la más importante elección, la de presidente de la republica. 

El gobernador no se puede dar el lujo de perder ciudades grandes. Su partido tiene la obligación de repetir en Madero, Altamira, Mante, Reynosa y Nuevo Laredo. Van por Victoria, Matamoros y Tampico. Con ello garantizarían los triunfos de sus candidatos al congreso, y desde luego, que por tercera vez consecutiva ganara en Tamaulipas un candidato panista en la elección presidencial.