notigape.com

SIN PESO EN EL CONGRESO

Opinión / Columna

EN VIVO  

Por primera vez en la historia política de Tamaulipas, el PRI no cuenta con la mayoría en el congreso local. El control parlamentario, como es sabido, está en manos de los representantes de Acción Nacional, y esto ha llevado a los legisladores del tricolor a vivir una situación inédita que por lo mismo, hoy es observada detenidamente.

Ser minoría, no les está resultando sencillo.

No tener un gobernador que les de línea, también les ha complicado evidentemente su accionar. La productividad legislativa de los priistas es bastante baja, su protagonismo es nulo y no hay uno solo de ellos que haya demostrado el animo para mostrarse como opositor.

Y si. Salvo un tímido intento del matamorense Anto Tovar, cuando vino la propuesta de Irving Barrios para procurador, de ahí en fuera no se ha visto a ningún priista oponerse, discutir, debatir o usar a los medios para manifestarse en contra de alguna votación o de algún tema en particular.

Asuntos como la aprobación al ejecutivo de una línea de crédito de un mil millones de pesos, la no derogación de la tenencia, el aumento al impuesto sobre nómina y hasta las pretendidas  reformas al código penal del estado, hubieran sido "carnita" para que los diputados priistas se comportaran como  verdadera oposición, pero prefirieron la comodidad, evitaron la confrontación y se alinearon.

Obvio, no habrían ganado ninguna votación, pero por lo menos habrían dejado constancia de su papel. El mismo Francisco García Cabeza de Vaca, siendo legislador local, y sin que su partido fuera mayoría, más de una vez puso en predicamentos a los priistas, argumentando, levantando la voz, pelando y discutiendo. Así se hizo notar, se posicionó políticamente y ya vemos hasta donde ha llegado.

Los diputados del PRI en el congreso de Tamaulipas, hoy se ven anodinos, sin influencia, sin peso y sin poder. Han sido arrinconados y nada bien están haciendo su trabajo.

Lo curioso, es que la mayor parte de ellos son gente con experiencia política que han demostrado que le entienden al quehacer. Sin embargo, por alguna circunstancia no se adaptan  a su actual condición, y esto a pesar de que por lo menos la mitad de la bancada aspira a estar en la boleta de elecciones del año próximo.

Aún es tiempo para que mejoren sus calificaciones. 

De su desempeño en el congreso dependerá  mucho el  respaldo que buscan. Si alguno de estos diputados buscan el voto en el 2018, ¿que va a responder cuando le pregunten sobre su desempeño como legislador?