notigape.com

El miércoles en la Corte de Apelaciones de Florencia, Yarrington hablará

Fotografía princial de El miércoles en la Corte de Apelaciones de Florencia, Yarrington hablará

Tamaulipas / Tamaulipas

El ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, detenido el domingo pasado en Florencia, será “escuchado” este miércoles por los magistrados de la Corte de Apelaciones de Florencia, que lleva el caso.

La canciller de la Corte de Apelaciones de Florencia, Cristina Panuccio, explicó que no se tratará de un interrogatorio, sino que conforme a lo previsto en un sistema democrático, Yarrington hablará sobre su estancia en Italia, donde aparentemente se encontraba desde hace tiempo bajo identidad falsa.

El ex gobernador será escuchado en la cárcel de Sollicciano, la más importante de Florencia, en la que se encuentra recluido.

“Se tratará de una identificación oficial de la persona y podrá contar con la presencia de sus abogados”, aclaró Panuccio.

Indicó que tras ese trámite se decidirá si mantenerlo bajo custodia carcelaria o arresto domiciliario.

Generalmente la primera medida es tomada cuando los jueces consideran que existe riesgo de fuga.

Yarrington, quien es reclamado por la justicia de México y Estados Unidos, fue capturado el domingo por la noche tras salir de un restaurante en la céntrica plaza de la Signoria de Florencia.

Estaba acompañado por un hombre de nacionalidad polaca que inicialmente también fue detenido, pero que ya se encuentra en libertad y cuya identidad no ha sido revelada.

Según Panuccio, el trámite para la extradición podría llevarse entre uno y dos meses.

Aclaró que aunque es la Corte de Apelaciones florentina la que decidirá, toca al Ministerio de Justicia italiano mantener la comunicación diplomática con los países que reclaman a Yarrington y recibir la documentación solicitada, que después deberá ser traducida al italiano.

Italia mantiene tratados de extradición tanto con México, como con Estados Unidos.

Gobernador de Tamaulipas entre 1999 y 2004, Yarrington es acusado de haber recibido sobornos de los cárteles del Golfo y Los Zetas, y de lavado de dinero por medio de diversas operaciones inmobiliarias.