notigape.com

'Calma, habrá recuperación', alienta Obama

El presidente de EU envío un mensaje de tranquilidad un día después de la caída del mercado bursátil ante el temor de una desaceleración de su economía

Fotografía princial de 'Calma, habrá recuperación', alienta Obama

Internacional / Estados Unidos

Como un capitán de navío en medio de la tormenta, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, intentó hoy transmitir tranquilidad a los mercados para recuperarlos de una nueva marea de caos y volatilidad:

"Vamos a superar esto, las cosas mejorarán", dijo Obama al aferrarse a las últimas cifras de creación de empleo que, según aseguró el presidente, han registrado un aumento de 154 mil puestos de trabajo desde el sector privado.

Una cifra que, aunque modesta, ha sido aprovechada por la administración Obama para tratar de ahuyentar el fantasma de una nueva recesión que hoy acecha a las economías de Europa y Estados Unidos.

La creación de empleo en julio ha dado un ligero aunque insuficiente respiro para bajar la tasa de desempleo de un 9.2% a un 9.1%. Un porcentaje que sigue siendo muy elevado y detrás del cual se embosca el drama de 13.9 millones de personas sin empleo en Estados Unidos.

"No cabe duda de que, éste, ha sido un año tumultuoso. Hemos capoteado los efectos de la revuelta árabe de primavera con sus efectos en el precio del gas y el petróleo, el tsunami japonés con su impacto en la cadena de suministros, la extraordinaria incertidumbre económica que se vive en Europa y más recientemente la volatilidad de los mercados en todo el mundo", dijo Obama como quien lee la carta de navegación en medio de la tormenta.

Al participar en un acto en la Navy Yard de Washington, el presidente aseguró que, en medio de éste ambiente de crisis y atonía, "necesitamos crear un ciclo auto sostenible en el que la gente gaste y las empresas contraten y nuestra economía crezca".

En este sentido, lamentó que el reciente debate para aprobar una iniciativa que coadyuve en la reducción del elevado déficit y evitar que Estados Unidos cayera por primera vez en su historia en suspensión de pagos, "ha sido muy divisivo y ha durado más tiempo del necesario".

"Si queremos que nuestros negocios tengan la confidencia que necesitan para invertir y contratar personal, tenemos que hacer las cosas mejor que lo hemos hecho hasta ahora", dijo Obama en una abierta crítica al ambiente partidista que ha dominado el debate para sacar a Estados Unidos del atolladero y alejarlo de la amenaza de un nuevo golpe recesivo.

"Tenemos que ser capaces de trabajar juntos para que nuestra economía vuelva a crecer y para que nuestras finanzas se fortalezcan en el largo plazo", añadió Obama al insistir en la importancia de que, al término del actual receso en el Congreso, la clase política regrese en septiembre con nuevas iniciativas para estimular la creación las fuentes de empleo que el tejido social y la economía de la nación reclaman urgentemente.

El mensaje del presidente Obama no conseguía disipar el ambiente de volatilidad e incertidumbre. Al medio día, los precios de las acciones registraban un comportamiento desigual con altas y bajas en la Bolsa de Valores de Nueva York. La persistente inquietud por el mal estado de la economía estadounidense y por los problemas de deuda en Europa, auguran días de volatilidad en los mercados.