En Estados Unidos ya hablan del Egg-Gate en referencia al famoso caso Watergate que terminó provocando la renuncia del presidente Richard Nixon décadas atrás.

  Justin Bieber no fue arrestado luego de que la policía ingresara a su casa en Calabasas, California, para investigar su relación con el ataque a la fachada de un vecino a la que le arrojaron huevos. Pero en caso de que la causa avance y presenten cargos, ¿podrían deportarlo?

Una revista famosa se comunicó con el abogado especializado en inmigración Michael Wildes, quien tuvo como cliente a John Lennon -a quien le negaron la visa en los 70s-, para analizar la situación del canadiense.

  Bieber actualmente reside en los Estados Unidos con una visa O-1 que la emite el gobierno federal a las personas con “habilidades extraordinarias en la ciencia, arte, educación, negocios o deporte”.

 “Pero, si lo acusan de asalto o agresión, eso puede ser más serio. Fraude de visa, ataque con armas y robo son usualmente las cosas que por lo general generan una revisión en el estado de la visa”.

 “Lo cierto es que los crímenes son crímenes y el gobierno tiene una política muy fuerte en cuanto a perseguir a las personas con visas temporales que comente delitos. Sin embargo, no creo que este caso merezca algo así”, concluye Wildes.

Artículos Relacionados