Cierra Senda de Vida sus puertas a nuevos migrantes

Tamaulipas / Reynosa / Por: Karina Portilla

Publicado: 23 de abril, 2019 | 2:10 PM

Cierra Senda de Vida sus puertas a nuevos migrantes J4ANOmBvJkBI61kPXSaz.jpg EGOIs4apAzMqFPdCHy7P.jpg mO7dexBeLYY9JB22k9og.jpg hvCpO97H8PVax3u81fZD.jpg FYHGACEQLA0o7dmlMlsu.jpg

Debido al flujo Migratorio que se ha presentado durante las últimas semanas en este Municipio, el Albergue Senda de Vida, dirigido por el Pastor Héctor Silva, se ha visto en la necesidad de cerrar sus puertas a las docenas de migrantes que llegan diariamente a solicitar estancia.

De acuerdo al personal externo de este centro de apoyo a migrantes, hoy en día, son más de 500 los Centroamericanos en espera de ser llamadas por las autoridades migratorias de Estados Unidos para recibir asilo político, sin embargo, han pasado 12 días desde que se llamó al último grupo.

Cada grupo, consta de diez personas y son un estimado de 20 migrantes los que tocan a las puertas del Centro diariamente en busca de estancia, sin embargo, debido a la falta de víveres y cuartos de descanso que han escaseado desde la semana pasada, se ha negado el acceso a éstos.

Tras la espera, algunos migrantes comenzaron a desesperarse por lo que decidieron buscar otras opciones, moviéndose a las fronteras aledañas, como son Matamoros y Nuevo Laredo, mientras que otros cuantos se instalaron en hoteles y casas de renta en grupos.

Dicho movimiento, logró que la afluencia bajara de casi 600 a 350 personas, número de centroamericanos atendidos el presente martes por el Alberge, pese a ello, dicha cantidad sigue sobrepasando el límite de Senda de Vida.

Entre éstos, se encuentran 50 menores con edades desde uno hasta 12 años de edad, algunos de ellos, así como adultos, han recibido apoyo médico, pues los cambios de temperatura y la mala alimentación, ha provocado que enfermen de síntomas comunes como son gripa y tos.

“Pero a una señora si se la tuvieron que llevar de emergencia por neumonía, eso ya tiene tres días y no ha regresado, dicen los compañeros que está internada”, señaló una joven guatemalteca de 26 años quien prefirió guardar su identidad.

Notas relacionadas