Migrantes presionan a autoridades federales, estas buscan el diálogo

Tamaulipas / Matamoros

Publicado: 10 de octubre, 2019 | 2:07 PM

Migrantes presionan a autoridades federales, estas buscan el diálogo WJChnO5ugFKqnscIqdhU.jpeg PoHuxvdDLKZLqlDezEH1.jpeg UmoAK16SGUMJfNul6gcH.jpeg FtuPe5VvLTCmGZlPnxT2.jpeg OAaHORfAbceo7IqQ5MRB.jpeg

Desde ayer a la media noche, más de 500 migrantes decidieron pernoctar en la línea divisoria entre Matamoros y Brownsville con la finalidad de presionar al gobierno de los Estados Unidos para que los dejaran cruzar.

Sin embargo, los migrantes de Centro America lo único que ocasionaron fue el cierre del Puente Nuevo, ya que los elementos del CBP cerraron el portón del cruce peatonal y vehicular provocando que cientos de mexicanos que trabajan y estudian en EU se retrasarán para llegar a sus centro de trabajo y escuelas.

Al no tener éxito decidieron poner al frente a los niños, a quienes obligaron a gritar, “queremos estudiar” pero esta estrategia no les funcionó, ya que los Elementos del CBP no bajaron la guardia ante los gritos de los menores.

El alcalde Mario López Hernández llegó acompañado a las instalaciones de Repatriación Humana para reunirse con autoridades del grupo Interinstitucional de Seguridad.

Cabe mencionar que estas discutieron en una sala de juntas las estrategias que implementarán para retirar a los migrantes que se encuentran en la línea divisoria entre Matamoros y Brownsville.

Por su parte, Seguismundo Davila, delegado Regional del Instituto de Migración, fue el encargado de dialogar con los migrantes que se encuentran bloqueando el acceso del Puente Nuevo en Matamoros, ante esto los migrantes hicieron caso omiso a la invitación de las autoridades.

Cabe mencionar que la autoridad de Migración intentó por diversas formas convencer a los migrantes para que regresaran a sus campamentos, pero los centroamericanos en repetidas ocasiones se negaron liberar el acceso .

El delegado regional solicitó que los migrantes formarán una comisión de diálogo, pero nuevamente se rehusaron y comenzaron a solicitar mejores condiciones para sus hijos, ya que muchos de ellos ya padecen de diferentes alergias por bañarse en el río Bravo.

Para concluir, la comitiva integrada por autoridades federales y municipales se retiraron del lugar para continuar con la reunión de trabajo que llevan a cabo en las instalaciones de Repatriación Humana.

Notas relacionadas