Elecciones inéditas

Opinión / Columna / Por: Martín Sifuentes

Publicado: 07 de abril, 2015 | 9:17 AM

Han iniciado las campañas políticas, de lo que sin duda será una elección histórica, y no por lo competida, ni por la calidad de participantes o por el entusiasmo ciudadano.

Será histórica porque se estrena un nuevo árbitro y éste trae un libro con nuevas reglamentaciones, tan ambiguas como enredadas, a tal grado que ni sus creadores se ponen de acuerdo en cuanto a la interpretación de algunos de sus contenidos.

 Será inédita por la grosera cantidad de spots de radio y televisión que la sociedad tendrá que recibir. Nada menos que 13 millones, 300 mil anuncios en los dos largos meses que nos esperan

Serán 221 mil 600 anuncios por día. 9 mil 250 por hora. O sea, 154 por minuto.

Una auténtica agresión a la sociedad, que terminará odiando todo lo que huela a partidos o a candidatos.

Es verdaderamente exagerada la cantidad de spots que se les regalan a los participantes y que en realidad tienen un costo económico multimillonario, que lo paga la ciudadanía, vía impuestos.

Elegir a 500 diputados, cientos de diputados locales y alcaldes y a 9 gobernadores en este delicado momento del México actual, resultará ser un ejercicio demasiado costoso para que al final lo que debe ser el objetivo verdadero se pierda.

Hoy en día, el reto del proceso electoral, independientemente de que se realiza con limpieza, sin asomo de dudas, debe ser el de reconquistar la confianza ciudadana, que ve a las instituciones débiles, que siente a un gobierno titubeante y a unos gobernantes rebasados por la inseguridad.

Esta jornada electoral tendrá además hoy como nunca en la historia, el escrutinio social que significan las redes sociales, porque jamás como hoy en día, millones de mexicanos han encontrado una plataforma de expresión como lo es la internet del 2015.

Estamos entonces ante un proceso con características nunca antes observadas. La disyuntiva del árbitro y de los participantes, será o que todo siga igual o que realmente veamos algo distinto.

El INE y los partidos tienen la palabra.

El Instituto electoral deberá considerar seguir organizando elecciones caras, con reglas confusas y complicadas y con millones de anuncios.

Los partidos y candidatos, poner en la balanza, si de una vez por todas ganan el respeto social, o siguen en el desprestigio.

MNF WEEK 14

Notas relacionadas