En México hasta las esferas más altas de poder están influenciadas por la Iglesia: Athié

Nacional / Nacional / Por: Noticias MVS

Publicado: 17 de junio, 2015 | 9:52 AM

En México hasta las esferas más altas de poder están influenciadas por la Iglesia: Athié

La creación en el Vaticano de un tribunal para juzgar a obispos encubridores de pederastia es un hecho histórico en el mundo, pese a ello, no es una buena iniciativa porque significa pegarle a la Iglesia desde su propia estructura, dijo Alberto Athié Gallo, el ex cura y activista social contra abusos sexuales de religiosos.

Alberto Athié indicó que aún y cuando no cree en la funcionalidad del tribunal, presentará un documento de todos los casos de encubrimiento que conocen, empezando por el cardenal Norberto Rivera, quien tiene por lo menos cuatro casos de encubrimientos públicos que son bien conocidos. 

Señaló que el interés superior de la Iglesia católica es mantener su imagen, y no la protección de los niños víctimas de pederastia. Ya que en uno de los casos más conocidos en el mundo, como el de Marcial Maciel, uno de los principales encubridores fue el cardenal Joseph Aloisius Ratzinger, quien fuera el papa Benedicto XVI.

En entrevista con Alejandro Cacho, Athié Gallo, dijo que Benedicto XVI tuvo conocimiento perfecto del caso por lo menos desde 1998, pero tenía los archivos desde los años 40.

En México, la pederastia es lamentable, son cientos de miles de víctimas quienes no reciben justicia, debido a que la Iglesia tiene una inmensa influencia dentro de las esferas más altas del poder,  como quedó claro en el caso de Jesús Romero, quien siendo menor fue abusado sexualmente por el sacerdote pederasta Carlos López, explicó.

El también activista dijo que recientemente la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió una recomendación a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), en ese entonces a cargo de Miguel Ángel Mancera, debido a su mala investigación sobre el caso.

En el expediente de la CDHDF se indica que las autoridades ministeriales tenían que preguntar al procurador, si podían "tocar" al presunto cura pederasta, explicó. 

El tribunal es una contradicción brutal, porque los obispos que fueron encubridores serán ahora quienes juzguen a los pederastas. 

Kar Center - SB LIII

Notas relacionadas