¿Quién para Tamaulipas?

Opinión / Columna / Por: Martín Sifuentes

Publicado: 17 de agosto, 2015 | 10:16 AM

El tema del 2016, que ya traía loco al mundillo político tamaulipeco, ahora lo está doblemente, con el inminente arribo de Manlio Fabio Beltrones a la dirigencia nacional del PRI.

 Y es que en el análisis más simple y elemental, llegan a la conclusión de que hoy por hoy, los bonos del matamorense Marco Antonio Bernal, se fueron a las nubes, porque suponen que esta forma parte del equipo cercano al sonorense.

Suponen también que en consecuencia, las posibilidades de Baltazar Hinojosa, se reducen, al igual que las de Alejandro Guevara.

Pero las cosas no son así de simples. En primer lugar, no nos olvidemos que al menos en las cinco últimas designaciones del candidato priista a la gubernatura de Tamaulipas, nada han tenido que ver los presidentes nacionales priistas.

A Enrique Cárdenas, lo palomea el presidente Luis Echeverría, a Américo Villarreal lo empuja Miguel de la Madrid, a Cavazos Lerma, lo designa unilateralmente Carlos Salinas. A Tomas Yarrington, lo impulsa el, propio gobernador Cavazos, debido a que Zedillo no quiso meter las manos, e inventaron una consulta a las bases. A Eugenio Hernández lo prepara y lo forma el propio Yarrington; Eugenio, tiene muchísimo que ver con la nominación del Rodolfo Torre (recordemos que no había presidente de la República priista) y posteriormente de su hermano, Egidio.

O sea, presidentes priistas, tradicionales, como López Portillo y Salinas, no se privaron del privilegio de designar. Zedillo si lo hizo, pero recordemos que Zedillo más que político, era un tecnócrata.

 En la tanda de 9 candidatos priistas que participaron el pasado junio en la búsqueda de una gubernatura, hubo mano de Peña Nieto, incluso con los que perdieron. Cesar Camacho como dirigente priista, no colocó a algún amigo a amiga en esa lista.

 Entonces, suponer que Bernal, por ser cuate de Beltrones la tiene ganada, es una conclusión muy simple.

 La lógica indica que será Peña Nieto quien designe en Tamaulipas. Probablemente lo platique con Beltrones, pero la decisiones saldrá de los Pinos, sin duda.

Y los tres finalistas, Baltazar, Marco y Alejandro, parecen tener posibilidades, porque los conoce Peña, porque sabe de sus virtudes y habilidades, así como de sus fortalezas.

Beltrones es un político colmilludo, sabio, que le dejará al presidente las decisiones de ese tipo. Y aprovechando que ya se acabó la sana distancia, le dirá, algo así como " Señor Presidente, aquí hay tres barajas para Tamaulipas. Usted decida"

Gas Platino

Notas relacionadas