Los tercos actores políticos

Opinión / Columna / Por: Martín Sifuentes

Publicado: 07 de septiembre, 2015 | 2:56 PM

Los informes de gobierno han sido en esta ocasión el pretexto perfecto para el activismo político de muchos tamaulipecos que aspiran a aparecer en las boletas electorales del próximo año.

Actores principales de los informes, como los alcaldes de Nuevo Laredo, Tampico, Victoria, Matamoros y Reynosa, así como los invitados especiales (legisladores y ex legisladores), han aprovechado el escaparate para levantar la mano y hacerse notar.

Los casos más extraordinarios, sin duda, los de Carlos Canturosas y Alejandro Etienne,, que aprovechando la coyuntura legal que les da su informe, se han publicitado y placeado en todo el estado.

Ya desde semanas antes, personajes como Ramiro Ramos Salinas, con la bandera de Presidente del Congreso, había hecho lo suyo a lo largo y ancho de la entidad, al igual que Marco Bernal, con su "informe legislativo", y ni que decir de Enrique Cárdenas del Avellano, quien también realizó su gira estatal.

Un poco más acotada, desde Matamoros, Leticia Salazar, hizo su labor y llenó su ciudad con anuncios espectaculares. En esa ciudad fronteriza, otro de los que sueñan con dar el campanazo, aunque sea por un inesperado rebote, Antonio Martínez Torres, ha dado muestras de su habilidad conciliadora, y tiende puentes de comunicación entre la alcaldesa y el gobierno estatal.

Los informes de Alejandro Etienne y Gustavo Torres Salinas, por igual, sirvieron de enorme aparador para personajes como Baltazar Hinojosa, Paloma Guillén y hasta para el ríobravense, Édgar Melhem.

José Elias Leal, en Reynosa, parecía, de los "locales", y seguramente por institucional, el mas rezagado, pero seguro después de su informe salta a la cancha también. 

Quienes se han visto más ajenos a todo este movimiento político estatal son Alejandro Guevara Cobos y Francisco García Cabeza de Vaca, pero seguramente mueven ambos sus hilos desde la Ciudad de México.

Aquella frase de "esperar los tiempos", hoy suena hueca para los políticos tamaulipecos que se sienten con el derecho y las aptitudes para suceder a Egidio Torre en la jefatura del poder ejecutivo estatal.

Priistas y panistas por igual, no esperaron la voz de arranque de sus superiores, y esa carrera se hará más abierta aún después del informe que falta, el del gobernador del estado.

Ni ellos mismos saben que tan importante es para sus respectivos comités ejecutivos nacionales es el destape en Tamaulipas. Hay que recordar que en junio de 2016, se elegirá mandatario estatal, no tan solo en nuestra entidad, sino además en Aguascalientes, Zacatecas, Sinaloa, Tlaxcala, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Chihuahua, Durango, Puebla y Veracruz, y por cierto, en estas dos últimas entidades la elección será inédita, pues se elegirá gobernador para un periodo de dos años.

La elección del próximo año en esas 12 entidades, incluida Tamaulipas, definirá, por ejemplo, el rumbo político de Manlio Fabio Beltrones, de ahí que en la decisión que se tome estará en juego una buena parte de la candidatura presidencial en el 2018.

No será cosa sencilla definir candidato.

En otras ocasiones, a 8 meses de la elección ya había en Tamaulipas una inclinación, un perfil y prácticamente una decisión. Hoy, el escenario es diferente, los actores lo saben, y siguen tercos en su papel. 

Horario: Chumel - López Dóriga

Notas relacionadas