Mataron a Adriana por negocios narco de su padre: detective

Valle de Texas / Valle de Texas / Por: Staff NotiGape

Publicado: 26 de mayo, 2016 | 5:50 PM

A Adriana Coronado la mataron por las actividades de narcotráfico de su padre, César, quien jugaba un rol clave dentro de una organización que transporta drogas a través de la frontera mexicana.

El responsable, según un investigador del Condado Montgomery, es José Jaime Solís, el hombre que se encuentra detenido por cargos de narcotráfico y quien hasta el momento ha sido señalado como una persona “de interés”, dentro del caso de los Coronado.

Hasta el momento a Solís no se le han imputado oficialmente cargos dentro del caso Coronado.

Esas son algunas de las conclusiones a las que llegó uno de los investigadores del caso de las muertes de Coronado y su hija Adriana ocurridas a mediados del mes de marzo.

Según documentos radicados en la Corte Criminal del Condado Montgomery, a Coronado la organización mafiosa “le cobró” la pérdida de 16 kilos de cocaína que iban a ingresar a Estados Unidos, así como la incautación de $48,000 por parte de oficiales de la Patrulla Fronteriza en Laredo el 9 de octubre de 2015.

Los documentos revelan datos macabros de la forma como padre e hija fueron asesinados.

Según la descripción hecha por los investigadores, el pasado 13 de marzo -tras el hallazgo del cuerpo incinerado de César Coronado en el Condado Walker- los detectives fueron a su casa en el noroeste de Houston y encontraron rastros de sangre en la habitación de Adriana, lo que los llevó a pensar que algo macabro había pasado en el lugar.

Ese mismo día encontraron la camioneta Ford de Coronado quemada y abandonada en el área de Conroe.

Un video de una cámara de seguridad mostraba a una persona corriendo del lugar donde se incendió la camioneta. Según los investigadores, esa persona es Solís.

Un día después, la Oficina de Ciencias Forenses del Condado Montgomery entregó el resultado de la autopsia el cual confirmó que César Coronado había sido mortalmente baleado y posteriormente incinerado.

Según los investigadores, la evidencia mostraba que el homicidio de Coronado no se había llevado a cabo en el lugar donde fue hallado su cuerpo.

Tres días después, el cuerpo de Adriana fue encontrado cerca de su casa al noroeste de Houston.

El informe forense demostró que la menor había sido baleada con una pistola 9 milímetros. En el lugar se encontró una toalla con vello púbico y semen.

La confirmación del hallazgo de Adriana fue hecho varios después hasta tanto se recibió el informe de la autopsia.

Según un informante de la DEA y el FBI, Coronado y Solís hacían parte de la misma organización dedicado al tráfico de drogas.

Solís está acusado de posesión y distribución de más de 5 kilos de drogas.

Cabe recordar que la madre de Adriana Cavazos, se encontraba en Monterrey (México) al momento del crimen de su esposo e hija.

Notas relacionadas