Denuncian difícil situación de los derechos ambientales en Honduras

Internacional / Internacional / Por: Notimex

Publicado: 13 de junio, 2016 | 5:48 AM

 Representantes de la sociedad civil de Honduras inician hoy una gira en Bruselas para pedir apoyo a la Unión Europea (UE) ante la “difícil situación de los derechos económicos, sociales y culturales“ en su país.Los organizadores del viaje se apoyan en un informe de Plataforma EPU, compuesta por 54 organizaciones sociales, de desarrollo y de derechos humanos hondureñas, presentado la pasada semana en la sede de Naciones Unidas (ONU) en Ginebra.

La peor parte en ese informe se la llevan los y las defensoras de los derechos ambientales y recursos naturales, que son objeto de actos de violencia, hostigamiento, amenazas de muerte y asesinatos por su trabajo, señalan.

Las ONGs recuerdan el reciente asesinato de la activista Berta Cáceres, del que acusan de implicación a la empresa Desarrollos Energéticos SA (DESA), así como el propio Estado hondureño.

“Muchos defensores y defensoras de derechos humanos en el país han perdido la vida defendiendo los bienes comunes”, afirmó José Gaspar Sánchez, del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

La mayoría de estos asesinatos han sido ejecutados por policías y militares, subrayó.

Añadió que los miembros del COPINH sufren “asedio permanente“ de parte de DESA y de “las fuerzas represivas del Estado“.

En el Bajo Aguán, noroeste del país, los defensores de los recursos naturales han sido acosados de manera permanente por los mismos operadores de justicia que deberían cuidarlos, acusó Irma Lemus, del Observatorio Permanente de Derechos Humanos del Aguán (OPDHA).

Para el director ejecutivo de FIAN Honduras, Marlon Ochoa, la violencia contra los activistas es consecuencia directa del actual modelo de crecimiento hegemónico, apoyado y sostenido por los Estados, a pesar de sus impactos negativos sobre los derechos y personas.

“El gobierno hondureño promueve activamente un modelo de desarrollo que vulnera los derechos económicos, sociales y culturales de las comunidades hondureñas, en particular de aquellas que habitan en ámbitos rurales, como las comunidades indígenas y campesinas”, afirmó.

Esta gira en Bruselas es apoyada por las europeas ACT Alianza EU, CIFCA, FIAN y Grupo Sur, que han recordado a la UE que algunos de los proyectos en Honduras cuentan con inversiones de empresas o bancos de desarrollo europeos.

En ese contexto, las organizaciones expresaron su apoyo a una resolución del Parlamento Europeo (PE) instando a que la ayuda europea “no fomente ni permita proyectos que atenten contra los derechos humanos“ en países terceros.

El documento también aboga por una consulta previa, “libre y adecuada“ con las comunidades indígenas, antes de poner en marcha cualquier proyecto de desarrollo que afecte sus recursos naturales.

Notas relacionadas