Pandemia, violencia y pobreza: retos de migrantes haitianos en Reynosa

Tamaulipas / Reynosa / Por: Astrid Blanco

Publicado: 05 de febrero, 2021 | 2:28 PM

Tras haber cruzado más de 10 fronteras desde que salieron de Haití, grupos de migrantes originarios de este país continúan arribando al municipio, en donde las circunstancias no han sido más fáciles, puesto que, la reducción de la capacidad en los albergues y la crisis económica que atraviesan algunos de sus benefactores han limitado los apoyos otorgados a esta comunidad.

De acuerdo a la Directora de la Casa del Migrante, Sor Catalina Carmona Librado, debido a que el albergue vecino, Senda de Vida, se encuentra en cuarentena, los solicitantes de asilo político en Estados Unidos han sido atendidos en el que dirige, sin embargo, no sé permite una larga estancia ni un aforo mayor a las 50 personas.

Está situación fue contrarrestada gracias a la donación de algunos ciudadanos que permitieron otorgar más de 150 apoyos de alquiler, de entre mil y mil 500 pesos entre los meses de julio y enero, priorizando a las familias con menores entre sus miembros.

"El año pasado pudimos contar con el apoyo de donatarios particulares con el que pudimos apoyar a gente con los primeros meses de pago de renta, eso fue un beneficio enorme porque evitó que el albergue tuviera que tener muchas personas aquí dentro", explicó.

Sin embargo, durante este mes aumentaron los grupos migratorios, agotándose el recurso para este fin, por lo que algunos optaron por dormir en las afueras del lugar, mas el temor a ser víctimas de la inseguridad, los orilló a refugiarse con sus connacionales ya establecidos en la ciudad, recibiendo de la Casa del Migrante, artículos de vestimenta, hogar y de alimentación, los cuales también se han visto limitados por el aumento de la demanda.

Entre los recién llegados se encuentra François "N", un joven que partió de Haití hace un año, desde donde cruzó a República Dominicana para llegar a Chile y emprender el viaje hacia el norte, acompañado de su esposa y su hija de un año y medio, al igual que sus paisanos, se ha enfrentado no sólo al covid, sino a la violencia y a la discriminación.

"Muchas dificultades, mucho maltrato, en otros países violando a las mujeres, no a la mía, pero igual son seres humanos, igual que yo, ladrones quitando todo lo que tenía en el camino, no dan chance para pasar, hay que durar mucho en el albergue de Panamá", declaró.

Karzo Gasolinera - SBLIII

Notas relacionadas