Nacional

Nacional

Se salvarían 3 millones de vidas al destinarse 18 mil mdd al año contra el cáncer

Unos tres millones de vidas podrían salvarse antes de 2030 si aumentara la financiación para la lucha contra el cáncer en los países de ingresos bajos y medios, afirmó hoy la Unión para el Control Internacional del Cáncer (UICC),En el Día Mundial de la enfermedad, la UICC -formada por 800 organizaciones, universidades, ministerios y asociaciones de enfermos- indicó que, según sus proyecciones, si se aumentara la financiación en 18 mil millones de dólares por año en los países menos desarrollados, se podría reducir en un 30 % las muertes por cáncer en 2030.La UICC resaltó que todas las personas en el mundo deberían contar con acceso a tratamientos de calidad contra el cáncer, sin importar donde viven y su capacidad adquisitiva.El cáncer es una de las principales causas de muerte y, según el último estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2012 provocó 8,2 millones de defunciones.Además, se estima que 5 millones de personas que fallecen a causa de esta enfermedad lo hacen con dolor.De acuerdo con la UICC, el 90 por ciento de los fármacos contra el dolor lo consume el 10 por ciento de los pacientes.A juicio de esta organización, otra de las actuaciones que deberían llevarse a cabo para reducir drásticamente las muertes por cáncer sería triplicar los impuestos al tabaco, lo que implicaría un ingreso extra para los Estados de 400.000 millones de dólares anuales y ayudaría a un tercio de los fumadores a dejar ese hábito."Mas de 8 millones de personas mueren anualmente de cáncer y el 60 por ciento de los decesos ocurre en países de ingresos bajos y medios", afirmó el presidente de la UICC, Tezer Kutluk, en un comunicado, por lo que llamó a la solidaridad internacional.La cifra absoluta de casos de cáncer en los países en vías de desarrollo está previsto que aumente de forma alarmante, debido al crecimiento de la población y su envejecimiento, por lo que la UICC considera que ahora es cuando se debe actuar para obtener en el futuro los resultados deseados contra esta enfermedad.En el último Congreso Mundial contra el Cáncer se instó a los países con ingresos medios a aumentar entre un 2% y un 5% el gasto para la lucha contra esta enfermedad.Quedó claro que los Estados con ingresos bajos -con servicios menos desarrollados, instalaciones en buena parte ausentes y pocos expertos con formación contra el cáncer- necesitarían a la comunidad internacional para poder alcanzar los niveles deseados."En el Día Mundial contra el Cáncer 2015 exigimos que la comunidad internacional se una para invertir en intervenciones de control de cáncermejoradas, sobre todo en los países con ingresos bajos y medios", instó Cary Adams, consejero delegado de la UICC.Aproximadamente un 30 % de las muertes por cáncer se debe a cinco factores de riesgo conductuales y dietéticos: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol.El consumo de tabaco es el factor de riesgo más importante y es la causa de más del 20 % de las muertes en el mundo por cáncer en general y, en concreto, de alrededor del 70 % de los fallecimientos por cáncer de pulmón.Los cánceres causados por infecciones víricas -como el virus de las hepatitis B (VHB) y C (VHC) o papilomavirus humanos (PVH)- son responsables de hasta un 20 % de las muertes por cáncer en los países de ingresos bajos y medios.Más del 60 % de los nuevos casos anuales de cáncer en el mundo se registran en África, Asia, América Central y Sudamérica, regiones que representan el 70 % de las muertes por esta enfermedad en el planeta.La OMS prevé que los casos anuales de cáncer aumentarán de 14 millones en 2012 a 22 millones en las próximas dos décadas. 

Nacional

En México, cáncer cervicouterino puede convertirse en primer causa de muerte

A pesar de los avances logrados en los últimos años como la reducción de la mortalidad por cáncer cervicouterino; autoridades de la Secretaría de Salud advirtieron que esta enfermedad sigue ganando terreno, por lo que no descartaron que pueda convertirse en la primera causa de muerte en el país.El subsecretario de Integración y Desarrollo, Eduardo González Pier, comentó que de darse este escenario, el cáncer ocasionará una fuerte presión financiera sobre el sistema de salud, así como un costo social para las familias."El cáncer ya es la primera causa de muerte en países mucho más desarrollados, y la tendencia que llevamos es que en México también va acabar siendo la primera causa de muerte sino hacemos algo por dos razones: la primera es porque conforme aumenta la expectativa de vida la prevalencia de cáncer es más alta en población envejecida, el simple hecho de que los mexicanos vivamos más, genera mayor prevalencia en estas edades mayor".La segunda razón, explicó González Pier, es que los avances tecnológicos han permitido abatir las enfermedades cardiovasculares más no el cáncer.El funcionario refirió que otro de los retos que debe afrontar el sistema de salud, es ampliar los servicios oncológicos."Nada más para dar una cifra, de los 2 mil 72 oncólogos, la mitad reside en Guadalajara, la Ciudad de México y Monterrey, tenemos muchos estados que no tienen oncólogos o especialistas y cuando si tienen la mayoría está concentrado en las principales ciudades, entonces un reto que tenemos es lograr el acercamiento de servicios oncológicos a poblaciones semi-urbanas".Asimismo, González Pier refirió que la mayor parte de los 750 mastografos se concentran en las ciudades.De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2012 se registraron 8.2 millones de nuevos casos y se estima que esa cifra subirá a 22 millones anuales en las próximas dos décadas, siendo esta enfermedad la principal causa de muerte a escala mundial.Datos del ISSSTE señalan que el año 2013, los tumores malignos fueron la causa de 78 mil 582 defunciones en México, que significaron 12.8 por ciento del total de muertes en el país.El cáncer de tráquea, bronquios y pulmón representó 8.4 por ciento de los fallecimientos por neoplasias, seguido del cáncer de hígado (7.5 por ciento), próstata (7.5 por ciento), estomago (7 por ciento) y de mama (6.9 por ciento).Asimismo, el ISSSTE indicó que a nivel nacional, la Encuesta Nacional de Salud del Derechohabiente 2012,  reveló que solo 13.6 por ciento de los varones hacen uso de esta prueba para antígeno prostático y únicamente 4.2 accedieron al tacto rectal.De las mujeres que acudieron a practicarse una mastografía, 22.6 por ciento lo hizo ante la presencia de un síntoma, mientras que 74.4 por ciento lo hizo sin presentar manifestaciones.