Trabajadores eventuales protestan en el Hospital General

Tamaulipas / Reynosa / Por: Astrid Blanco

Publicado: 07 de julio, 2020 | 12:37 PM

Trabajadores eventuales protestan en el Hospital General

La mañana de este martes, un grupo de trabajadores eventuales del Hospital General se manifestaron frente a sus instalaciones para exigir mejores condiciones laborales, puesto que, aseguraron, la institución fue reconvertida como ‘’Unidad COVID’’ sin contar con la infraestructura, mobiliario y personal necesarios para atender la sobredemanda de pacientes, misma que ha aumentado drásticamente en los últimos días.

De acuerdo con el enfermero, Luis Enrique Martínez Menchaca, la institución ha provisto de equipo médico a otros hospitales públicos para cubrir las deficiencias, aumentando las carencias propias, ‘’en vez de que se equipe adecuadamente todas las unidades se está haciendo mano de todas las demás unidades para solventar y tapar todas las necesidades que hay’’, declaró.

Aseguró, la capacidad interna es de 23 ventiladores y 90 camas, 20 en la Unidad Móvil, la cual ya alcanzó su capacidad máxima, señaló, requiriendo el traslado de pacientes a otros hospitales, sumado a estas condiciones, la falta de personal dificulta brindar a la población un servicio íntegro dado a que, mencionó, el pasado fin de semana contaron con una sola enfermera para cubrir el turno, y entre semana, una tiene a su cuidado hasta 15 pacientes, cobrando cerca de mil 400 pesos a la semana y sin seguridad social.

Esta falta de personal, la Doctora Érika Hernández la atribuyó a favoritismos, debido a que, mientras algunos trabajadores eventuales han laborado más de una década sin recibir la base, hay elementos de nuevo ingreso que ya cuentan con ella, cobrando el sueldo sin asistir y sin pertenecer al grupo de riesgo, ‘’necesitamos que la gente que no merece una licencia regrese a laborar’’, enfatizó.

A este panorama de condiciones poco favorables tanto para trabajadores como para pacientes, otra empleada, Lorena Salinas, añadió la acumulación de cadáveres que, de acuerdo a los camilleros, existen alrededor de 20 que no han sido retirados, generando un olor fétido y contaminación en las áreas aledañas, ‘’se habló de un tráiler, un refrigerador donde iban a poner los cuerpos, aquí no ha venido nadie a poner esos cuerpos en ese tráiler’’, expresó.

Notas relacionadas