Al recibir dinero de empresas locales y nacionales, además de donaciones en especie, las instituciones de ayuda tienen la obligación de dar cuentas públicamente de lo que están haciendo.

El presidente de la Confederación Patronal de la Republica Mexicana, Mario Ramírez Andrade comenta en entrevista “que muchas agrupaciones reciben el dinero y jamás de sabe en que lo invierten o están en escándalos a cada rato y son cuestionadas por el mal uso del recurso”.

“Las asociaciones civiles y aquellas instituciones de socorro deben hacer un manejo adecuado de los recursos, porque ese dinero no es de ello, es del pueblo o de empresarios que apoyan las buenas causas, entonces tienen la obligación de dar explicaciones”, dice el funcionario.

“El mismo gobierno a través de sus dependencias o de los empresarios pueden solicitar que se hagan auditorias a estas agrupaciones para saber cómo andan en sus finanzas”, señala el entrevistado.

“Es una facultad que hay, pero no se han utilizado nunca al no sentir la necesidad, pero en cualquier momento podría darse cuenta darse el caso, las instituciones o grupos de ayuda desde el momento que reciben dinero de la iniciativa privada, se convierten en asociaciones publicas donde el ciudadano tiene el derecho de exigirles cuentas”, expresa el presidente de la Confederación Patronal de la Republica Mexicana.

Mario Ramírez finaliza aclarando “que sobre todo aquellas que dan servicio de socorro donde hay vidas en juego, deben preocuparse por mejorar y dar buen uso a los recursos”.

 

Artículos Relacionados